Encontré una reflexión de un gran predicador ITIEL ARROYO que expresaba la diferencia entre una pareja que solo se besan y tienen sexo pero no tienen intimidad.

Y es reflexión me hizo pensar en nuestra relación con DIOS.

La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto. Salmo 25:14

Esta palabra nos enseña que debemos tener INTIMIDAD que nuestra comunión es ÍNTIMA.

Dice ITIEL en su reflexión:

Porque la intimidad no es la unión de dos cuerpos, tanto como es la unión de dos corazones que rompen los límites que los separan.

Intimidad es darle tus profundidades a alguien: tus secretos, tus anhelos y tus miedos. Dejarle entrar y revolver tu alma. Atreverte a dejar verte.

Igual es nuestra relación con Dios, PODEMOS ORAR, pero si no entregamos todo en la oración no fue algo íntimo sino religioso superficial.

La intimidad con DIOS es permitir que el entre y nos limpie, nos ordené lo que nosotros desordenamos con el pecado.

Muchos no están teniendo esa clase de intimidad sino solo superficialidad.

Oran , adora, predican pero no aplican lo que están enseñando.

Intimidad es que alguien te haga sentir amado, sin ni siquiera tocarte, mientras te escucha como si no hubiese nada más importante en el mundo que conocer como piensas, como sientes y como sueñas.

Dios quiere escucharte, hacerte sentir amado, no quiero sólo tocar tus emociones sino edificar tu espíritu.

Estás teniendo esa relación con DIOS o se volvió algo superficial, dónde le oro pero no hago cambios en mi ser para agradarle a él. Oras pero sigues en el mismo pecado? Eso es una relación sin INTIMIDAD. y una relación así te enfriará tu corazón.

La intimidad traerá el temor a Dios que es el principio de la sabiduría.

Temer a Dios es estimarlo, honrarlo y tenerlo en la más alta consideración; así como venerarlo, asombrarse y reverenciarlo. Es temblar con el mayor de los respetos por Él, su presencia y sus mandamientos, así como sus deseos. Aquel que teme a Dios sabe muy bien quién es ÉL y porque lo conoce le temerá y tendrá una vida de comunión íntima y plena.

Oremos: Padre quiero una relación contigo más ÍNTIMA, ayúdame a recuperar ese amor y reverencia por tí mi Jesús. Gracias por hablar a mi corazón en el nombre de Jesús amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *