LAS CAUSAS DE LA RUINA

Envió su palabra, y los sanó, y los libró de su ruina”. Salmo 107:20

Hoy estudiaremos lo que la biblia dice sobre La ruina. Dios desea que sus hijos no vivan en ruina.
La ruina es escaces. Carencia de algo. Pobreza extrema. Pero ojo, alguien puede tener mucho dinero pero vivir en la ruina carece de lo más importante, no tiene la presencia de Dios, eso es ruina. La ruina es la consecuencia de tres causas.

La primera causa de la ruina es amar la pelea, o usar las contiendas.

 “El que ama la disputa, ama la transgresión; y el que abre demasiado la puerta busca su ruina”? Pr 17 :19

Quien abre demasiado la boca y no pone cuidado en lo que dice, o habla sin pensar, o habla a gritos abriendo mucho la boca, está buscando su propia ruina. Es decir, que debemos entender la palabra “puerta” en un sentido figurado para indicar la boca. Así es como se lo toma en la Nueva Versión Internacional de la Biblia. Dice allí textualmente: ” El que abre mucho la boca, busca que se la rompan” . Cuidado con hablar sin pensar o con hablar insultando a gritos.

La segunda causa de la ruina, es la idolatría.

“Y sirvieron a sus ídolos; los cuales les fueron por ruina.” Salmo 106:36
Permitir que el trabajo el estudio o un hobby ocupe el primer lugar y sea más importante que Jesús es idolatría . Cuando Jesús pasa a ser la segunda prioridad, empezamos a tomar desciones incorrectas. Una mala desicion trae ruina y dolor. Si no quiere la ruina vuelva a poner a Jesús en Primer lugar, por encima de todas las cosas.

Practicar el pecado trae ruina :

Con todo, os envié a todos mis siervos los profetas repetidas veces, diciendo: `No hagáis ahora esta cosa abominable que yo aborrezco. Pero no escucharon ni inclinaron su oído para apartarse de su maldad, para dejar de quemar sacrificios a otros dioses.Por tanto, se derramó mi ira y mi furor y ardió en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén, que fueron convertidas en ruinas y en desolación, como lo están hoy. Jeremías 44:6

Jesús vino para librarnos de la ruina, sigamos sus enseñanzas y creamos que el nos redimió con su sangre poderosa y ya no practicaremos ninguno de esos pecados en los cuales anduvimos en otro tiempo lejos de Dios.

Ahora somos su pueblo, somos sus hijos y el pecado no tiene poder en nosotros. Cristo nos liberto de las cadenas de maldición que traíamos. Ahora somos libres en Cristo, vivamos para El.

Envió su palabra, y los sanó, y los libró de su ruina”. Salmo 107:20, toma la palabra de Dios y ponla por obra, y saldrás de la ruina.

Un feliz día, no dejes de congregarte, empieza a buscarlo con más fe y verás un cambio, saldrás de la ruina. En el nombre de Jesucristo amén.

Att

Pastores Daniel y Johanna Piedras
CASA DE DIOS
WWW.ENCASADEDIOS.COM

×