LA CORAZA DE JUSTICIA

Está mañana mientras dormía el Espíritu Santo Santo me dijo tomen LA CORAZA DE JUSTICIA.

Me levanté a escribir el Devocional con esta palabra en mi espíritu, espero sea también una palabra Rehema para ti.

El rey Acab murió debido a que una flecha se incrustó justo en su pecho por que decidió ir a la guerra disfrazado, mientras que su aliado, el rey Josafat de Judá, vistió los ropajes reales.

1 Reyes 22:30 Y el rey de Israel dijo a Josafat: Yo me disfrazaré, y entraré en la batalla; y tú ponte tus vestidos. Y el rey de Israel se disfrazó, y entró en la batalla.

A Acab le fue sencillo, “me quito mis vestiduras reales y me disfrazo”. Y hay cristianos que lo hacen, se ponen las vestiduras reales para venir a la Iglesia y entran a la iglesia con vestiduras resplandecientes, muy hermosas, muy bonitas, pero salen y se disfrazan y vuelven a ponerse las vestiduras del mundo para pasar desapercibidos con el mundo, para que nadie los note, para que nadie vea que son hijos de Dios y que deben tener un determinado comportamiento.

El rey Acab antes de ir a la guerra consultó 400 profetas qué le dijeron lo que quería escuchar, tu ganarás, tu vencerás Dios está contigo, pero sólo un profeta llamado Micaias le dijo que Dios no le daría la victoria, que perdería la guerra,….y por esto el rey le hecho en la cárcel con pan y agua.

Así como muchos hermanos en la actualidad, se molestan cuando el profeta de Dios que vienen y hablan una palabra fuerte y dicen: “eso no es de Dios”.  Proceden cómo Acab, se endurecen por cualquier palabra fuerte que procedía de parte de Dios para decirle que enderecen sus caminos porque estaba pecando, porque estaba fuera de la voluntad de Dios, entonces desechan al profeta para hacer su propia voluntad y no la de Dios.

Y vea como terminan, con su ministerio muerto, su vida espiritual en ruina. Por qué no es escuchan al profeta de Dios que les habla fuerte pero de parte de Dios.

LA CORAZA DE JUSTICIA PROTEGE NUESTRO CORAZÓN

Muchos dicen tengo mi corazón herido, por que no se visten con la armadura de Dios. Esa coraza de justicia es para que los dardos y fechas no entren a tu corazón.

La coraza de justicia es necesaria para que esas palabras hirientes y actitudes no hieran tu corazón.

Ponerse la coraza de justicia es actuar como Jesús, no como Acab.

Romanos 13:14 “Sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

Jesús es la justicia, el se deja guiar por la palabra y no por la carne.

Cuando ves una actitud de la carne te estás quitando la coraza y el enemigo aprovecha cuando estás en tu carne. Pero cuando estás en el espíritu no puede vencerte.

 Vístete del Señor Jesucristo, tú no puedes andar disfrazado caminando por el mundo; tú no puedes disfrazarte, en algunos momentos vestirte de ropas como hijo de Dios, de ropas reales, y en otros momentos andar disfrazado, andar como si no conocieras a Dios.

Dice la Palabra que tú te tienes que vestir del Señor Jesucristo, tú tienes que andar como hijo del Rey, vestido con vestiduras reales. Tal vez en otros tiempos anduviste con ropas de impío, con ropas de pecador, pero hoy ya no eres ese impío, ahora eres hijo o hija del REY de Reyes y Señor de señores.

Colosenses 3:12-15  Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Att

Pastores Daniel y Johanna Piedras
Casa de Dios
El lugar que Dios escogió para ti

×