DOMINIO PROPIO

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
2 Timoteo 1:7

Qué es el Dominio propio?

Es la capacidad del Discípulo que permite controlarnos a nosotros mismos, nuestras emociones y no que estas nos controlen.

También se conoce con el nombre de TEMPLANZA. La templanza surge cuando el carácter de Cristo está siendo formado en el interior de una persona, cuando la santidad empieza a ser una prioridad, cuando se está produciendo frutos para Dios.

Una persona con templanza reacciona de manera equilibrada a sus propias decisiones y deleites ya que goza de un considerable control sobre sus emociones y es capaz de dominar sus impulsos, esta refleja el dominio de la voluntad humana y permite poner límites a los deseos generalmente vinculados al pecado.

Use el dominio propio o templanza para no caer en adulterio o fornicación. Resista al enemigo, sujetándose a Dios y el huira de vosotros.

Si es posible tener dominio sobre nuestras pasiones y deseos pecaminosos con la Ayuda del Espíritu Santo.

por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 2 Pedro 1:4-8

No te desanimes, sigue buscando la fortaleza de esa debilidad, usa el dominio propio, esa templanza para decirle NO AL PECADO.

DIOS TE BENDIGA.

att

Pastores,

Daniel y Johanna Piedras
EN CASA DE DIOS
EL LUGAR QUE DIOS ESCOGIÓ PARA TI

×