DIOS JURO QUE TE BENDECIRA!

13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,

14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.(A)

15 Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.

16 Porque los hombres ciertamente juran por uno mayor que ellos, y para ellos el fin de toda controversia es el juramento para confirmación.

17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento;

18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

19 La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,(B)

20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.(C)

Que poderoso mensaje, sólo tenemos que creerlo, tener paciencia y fe.

Tu y yo somos herederos de la promesa, este juramento está vigente, DIOS JURO QUE TE BENDECIRA, Y TE DARA LA VIDA ETERNA.

PIENSA TEOLÓGICAMENTE Y NO LÓGICAMENTE

Las verdades teológicas son: (1) Dios tiene un propósito inmutable; y (2) ese propósito está garantizado mediante un juramento.

Tu lógica te dice que Dios miente y no cumple por qué no tienes dinero hoy. La teología te dice Dios juro por si mismo y el no miente Te bendecirá, te sanará y te proveerá.

Acaso no te ha cumplido el Señor hasta hoy?
Todo lo ha suplido, no a tu manera o cómo tú quieres, pero lo ha suplido abundantemente. Sino mírate los gorditos jajaja jajaja esa pancita no es gratis.

Un consejo práctico

Cuando usted se encuentre en medio de la duda, recuerde lo siguiente. Primero, Dios no puede mentir. Él puede probarle y lo hará. Él puede decirle que no y a veces lo hará; Él puede decirle que sí y también lo hará;

Que tengas un feliz día, te queremos mucho, nos vemos en culto hoy 7:00 pm

Att,

Pastores Daniel y Johana Piedras
En Casa de Dios