DEBEMOS GUARDAR EL DIA SÁBADO O EL DOMINGO?

JESÚS OFENDIÓ A LA RELIGIÓN INSTITUCIONAL.

Lucas 13:14 En cambio, el líder a cargo de la sinagoga se indignó de que Jesús la sanara en un día de descanso. «Hay seis días en la semana para trabajar —dijo a la multitud—. 02b Vengan esos días para ser sanados, no el día de descanso».

Se podría pensar que esta sanidad causó una celebración y un culto de adoración en la sinagoga, pero no fue así. En cambio, las personas tradicionalmente religiosas entre la multitud se sintieron ofendidos.

El líder de la sinagoga estaba tan cegado por su devoción a sus prácticas religiosas ( legalismo) que perdió totalmente el significado de lo que estaba sucediendo. Él se sintió ofendido porque en su mente el sábado, día de reposo, se había quebrantado. Así que Jesús tomó esta oportunidad para enseñar a la gente acerca de lo que realmente le importa a Dios.

DIOS SE PREOCUPA MÁS POR LA GENTE QUE POR LAS REGLAS.

Jesús discute con el líder de la sinagoga, mostrándole la naturaleza hipócrita de su actitud

Lucas 13: 15-16 Así que el Señor respondió: «¡Hipócritas! Cada uno de ustedes trabaja el día de descanso. ¿Acaso no desatan su buey o su burro y lo sacan del establo el día de descanso y lo llevan a tomar agua? Esta apreciada mujer, una hija de Abraham, estuvo esclavizada por Satanás durante dieciocho años. ¿No es justo que sea liberada, aun en el día de descanso?».

Los mismos líderes religiosos que estaban desinteresados en la sanidad de una mujer en sábado tenían ningún problema darle agua a sus animales en el día de reposo (véase Deuteronomio 5:13-14). Su devoción a la práctica religiosa sin corazón hizo que se preocuparan más por los animales que por las personas. Esto es lo contrario al corazón de Dios.

Jesús advirtió en contra el legalismo cuando citó al profeta Isaías: “Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado” (Mateo 15:8-9; ver Isaías 29:13). Dios no está interesado en que guardemos los rituales, normas o requisitos. Él quiere corazones que estén incendiados por el fuego de Su amor y de Su gracia, el día sábado (día de reposo), en el Día del Señor, y todos los días (Hebreos 12:28-29; Salmo 5
1:15-17).

En el nuevo pacto no se observa días ni fechas ni comida,

Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, colosenses 2;16

Pero el que quiera guardar un día o darle importancia lo puede hacer.

5 Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente.

6 El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. Ro 14:5-6

En el nuevo pacto Jesús cumplió toda la ley. Ya no observamos la ley sino a Cristo.

¿Entonces qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? ¡De ningún modo! Ro 6:15

Bajó la ley nadie nacía de nuevo, bajo la gracia hay una Nueva naturaleza como hijo de Dios. Ya no dependemos de OBRAS sino por la fe en Cristo.

Att,

PASTORES DANIEL Y JOHANNA PIEDRAS
En Casa de Dios

×