Ésta pregunta surge cuando estamos inseguros de tomar una desicion.

Cuando Jesús veía a sus Discípulos, pensativos entre dos pensamiento, les decía hombres de poca fe, por qué dudaste.

Esas dudas venían en los momentos más difíciles, cuando la barca está siendo sacudida en medio del mar por una fuerte tormenta, cuando Pedro bajo de la barca y puso su mirada en el fuerte viento y quito su mirada de Jesús.

Esa duda viene cuando tienes que elegir entre seguir o devolverte, entre lansarte en OBEDIENCIA o retroceder.

No es fácil por qué pensamos que sí tenemos problemas no es la voluntad de Dios, el apóstol Pablo escribio desde la cárcel, contaron cómo se rompió la nave donde viajaba y como una palabra de Dios los fortalece y quito ese miedo.

Él no oró señor esta es tu voluntad, dime qué debo hacer? Si no que afronto con fe ese momento que estaba pasando.
Confío en qué Dios le hablo, en que sus promesas son sí y amén. No dudo porque ya había una palabra en su corazón.

Él tenía fe y cuando Tienes fe aunque estés en el foso de los leones, vas a ver a sus ojos y les dirás con tanta seguridad , vengó de parte de Dios a este lugar y ustedes deben quedarse quietos haya, mañana saldré de aquí, porque Dios me prometió que no me desampara ni me dejará.

Daniel no se puso Llorar, ni a reclamar a Dios, ni pregunto esto es tu voluntad que yo esté aquí? Que hago con éstos leones. Solo afronta con fe tu circunstancia, la fe es un escudo dónde apagas los dardos del maligno.

El profeta Jonas, que desobedeció a Dios, y se lo traga una ballena aún Dios lo cuido y lo arrojó en Ninive, no cuidara de ti que eres OBEDIENTE? será que el Dios que te ha dado promesas en las cuales tú crees y te hacen soñar y te hacen mover y superar Miles de obstáculos, no cuidara de ti en estos momentos?

La duda te hace dejar de soñar en esas promesas, cuando la duda llega a tu corazón hace que dejes de soñar, y te muestra un panorama terrible, que te da miedo continuar. Y por eso te preguntas que hago, es tu voluntad que pasé por la tormenta, es tu voluntad está dificultad?

Los que amamos a Dios, sabemos que lo mejor está por suceder después de una prueba.

Jesús pasó por su peor momento cuando fue a la Cruz, su cuerpo era una sola llaga por los azotes, nadie estaba a su lado, sus discípulos no estaban. Pero después de el peor momento vino el mejor momento LA GLORIOSA RESURECCIÓN.

Dios te pregunta, hijo ya fuiste azotado por mí, deramaste tu sangre por mi casa? No verdad, entonces no te quejes tanto.

Usa tu fe y saca la duda de tu corazón y sigue soñando con la visión que Dios te entrego. Afronta los momentos que se presentan con fe, confianza en Dios y si te equivocas, Dios se encarga de corregir nuestro error. Pero nunca dudes, nunca te quejes, nunca desconfíes de su promesas.

Jesús nos enseñó a ORAR así : PADRE yo soy tu hijo y te pido que hagas tú voluntad y no la mía. Jesús no nos enseñó a preguntar cuál es tu voluntad, dime dame señales, como Gedeón, el confío plenamente que su padre lo llevaría a cumplir el propósito y que aunque vinieran las tormentas, a un en la cruz, dijo si es posible pasa de mi está copa, pero no se haga cómo yo, sino cómo tú quieras.

Y acepto la prueba cómo parte de la voluntad de Dios. Y así se acaba la duda en tu corazón, si vas a dar un paso dalo con fe, no dudando, por qué el que duda es cómo una ola del mar, un día sí al otro día no, un día sirve al otro día ya no. El apóstol Pablo enseñó que tu sí sea sí y tú no sea no.

Lo que vayas a hacer hazlo con fe, sin dudar de Dios y su providencia. Si no sale como esperabas pues te equivocaste, pero Dios no se equivoca el usa hasta tus errores para glorificase en tu vida.

Elías un día se equivocó, dejó que el miedo de apoderara de su corazón y se fue sólo por el desierto 40 días y quería morirse. No quería ni comer, y termino estáncado en una cueva. Y que hizo Dios su padre? Lo busco ,le hablo, lo saco de su error y lo volvió a poner en la posición que debía estar.

Que le paso a Elías, bajó su escudo de la fe y el dardo de DUDA DE CLAVO EN SU CORAZÓN.

hijo toma tu escudo, y ni preguntes señor esta es tu voluntad, solo usa tu fe, creele a Dios. Y lánzate a la conquista, lánzate a la batalla, de tu lado está Dios, y si Dios es contigo quién contra ti !!!!.

Ya no preguntes cual es tu voluntad señor, !! no dudes!!!, usa tu fe, cómo escalera , cómo escudo, cómo vara, cómo dinamita para volar esos pensamientos de insertidumbre y levántate este mismo día sin dudar.

El año 2023 nos está esperando, afrontalo con fe, no dudes ni un solo día, creé todos los 365 días ,ten fe en las promesas de Dios.

Oremos: Padre gracias por este 2022 que está terminando y por el nuevo año 2023 que empezaré con toda la fe que tú me has dado, no dudaré, sólo creeré que tú tienes para mí grandes bendiciones y aún en medio de las pruebas tu me ayudarás en el nombre de Jesús amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *